BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia Sagrada Eucaristia

En octubre de 1934 se realizó, en el barrio de Palermo, el XXXII Congreso Eucarístico Internacional (CEI), de ese evento surge la Parroquia Sagrada Eucaristía, siendo el único templo votivo que tiene nuestra ciudad.

El Papa Pio XI designó a su Secretario de Estado como delegado para el Congreso Eucarístico. Fue así que el caso del cardenal Eugenio Pacelli, que fue después el Papa Pío XII, visitó nuestro país. Trasncribo un párrafo del el Informe final del comité ejecutivo del CEI:

No se ha visto nunca, ni aquí ni en ninguna otra parte del mundo, espectáculo semejante. Ni se volverá a ver si el Señor no repite aquel milagro, que no fue la multiplicación de los panes, sino de los convidados

El Cardenal Santiago Copello, en cumplimiento del voto expuesto en el cierre del Congreso, dicta el decreto de erección de esta parroquia. Decide realizarlo, en un terreno del Arzobispado en donde  funcionaba el taller gratuito “Santa Filomena”, de la Obra de Monseñor De Andrea.

El templo es sencillo realizado totalmente en concreto con algunas paredes de ladrillo. Llama la atención la imagen que se encuentra en el altar mayor. Pintada al aceite de casi dos metros por cuatro y medio. Los finos personajes de Norah Borges (hermana del escritor), mezcla de ángeles y niños dibujados con gran sencillez, adornan sobre un fondo azul, que contrasta con la gran cruz blanca de cemento que se encuentra encima. Esta última es una replica de la utilizada durante el Congreso en los bosques de Palermo. Una similar tambien estuvo dispuesta en lo lato del edificio Kavanagh

Los laterales del templo presenta enormes ventanales cubiertos por vitrales multicolores que le dan un brillo particular los días luminosos.

En marzo de 2017 una imagen del cura Brochero fue entronizada en la parroquia durante una ceremonia que encabezó el obispo zonal, Alejandro Giorgi, ante una numerosa feligresía que colmó los bancos y ocupó de pie los laterales y el fondo del recinto para recibir al santo gaucho.  La imagen está instalada en una hornacina en el flanco derecho del templo. Fue una de las primeras entronizadas en el país tras su canonización, trasunta la humanidad y sencillez de Brochero, con su sotana oscura, poncho color marfil nacarado, las orejas asomadas por delante del chambergo negro que deja despejado su rostro enjuto, el brazo izquierdo junto al cuerpo, con la palma abierta, y el derecho sosteniendo una cruz de leño sobre el pecho. La obra corresponde a la artista Noelia Fernández, que no estuvo en la ceremonia. Ella también restauró la imagen del Sagrado Corazón en el exterior del sencillo templo. 

 

A %d blogueros les gusta esto: