Recoleta: el asilo de mendigos y su capilla

Recoleta: el asilo de mendigos y su capilla

En octubre de 1815 se inauguró el Asilo de Mendigos. Ese edificio había sido el convento de los monjes Franciscanos Recoletos, junto a la Basílica del Pilar. Fue uno de los primeros testimonios de una sociedad en la que la marginalidad comenzaba a manifestarse. En 1870, pasó a llamarse Hotel de Inválidos.

Los viajeros que desembarcaban en Buenos Aires a principios del siglo XIX se sorprendían con la presencia de un tipo de mendigo muy particular. Según las crónicas, por las calles porteñas circulaban mendigos a caballo, un lujo insólito. Mezcla de locos, adivinos e hidalgos venidos a menos. Vivían en los suburbios y recorrían todos los días el centro, apelando a la caridad popular. Los vecinos rara vez les daban dinero, pero los proveía de comida y ropa usada.

Pabellón de Hombres 1937

La llegada de inmigrantes dio lugar a una profunda transformación de la sociedad. La marginalidad aumentaba y las autoridades no hacían diferencia entre desocupación y vagancia. El Asilo de Mendigos albergó en pocos días cerca de cien personas. Más más tarde paso a llamarse Asilo de Ancianos General Viamonte. En 1892 la Municipalidad decidió que fuera ampliado para evitar el espectáculo de mendigos y vagabundos en la calle. El Hogar funcionó hasta 1978 y su edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional. En la actualidad funciona allí el Centro Cultural Recoleta.

El edificio está conformado por un conjunto de claustros, organizados a partir de cinco patios sucesivos. Una capilla y una serie de pabellones fueron agregados en una ampliación realizada por el arquitecto Juan Buschiazzo a fines del siglo XIX. Los arquitectos y también artistas plásticos, Testa, Bedel y Benedit, intervinieron el conjunto a fines del siglo XX. Como siempre pasa en estos casos demolieron algunos de los pabellones y partes de los agregados al conjunto colonial. Sólo dejaron como recuerdo de esa época fragmentos de esos muros demolidos. A su vez, casi todos los elementos incorporados en esta intervención se destacan de la obra preexistente por el contraste que provocan sus formas y su materialidad.

La Capilla

La capilla fue desafectada de su función religiosa y hoy funciona en ella un auditorio. Su esbelto perfil con reminiscencias neo-góticas.  Su ábside, pintado de color rosa, se ve desde la barranca de la Plaza Alvear.  Resulta una imagen distintiva del lugar, visto desde distintas direcciones y distancias.  En 2005, Clorindo Testa se hizo cargo de una nueva remodelación en el marco del 25º aniversario de la inauguración del CCR. Es una obra interesante, bien resuelta en pequeñas dimensiones en virtud de la necesidad de dar cabida a un número relativamente grande de personas, en dos niveles con accesos diferenciados, para hombres y mujeres.

El diseño pertenece a  Juan A. Buschiazzo. La obra data de 1881. Encontramos un documento revelador. Es el presupuesto para construir un “salón y capilla” fechado el 7 de marzo de 1881. Se le entregó a Buschiazzo Juan M. Cagnoni y Cía. Este presupuestó las obras, incluyendo “las esculturas del ático” del salón, en 25 pesos. “Los pináculos de los contrafuertes laterales”, del frente y del ábside, el techo de pizarra y la bóvedas del techo. También se presentaron a la licitación Martiniano Antonini, Federico Boillat, Pablo Besanna y otro ilegible. El acto de apertura contó con la presencia de los miembros del Consejo de Administración: Cayetano Cazón, Jayme Llavallol y José Borbón, además de Buschiazzo; pero los cinco presupuestos no coinciden, según su lista, con los que se hallan en el expediente. Dada la diversidad de las cotizaciones se optó que la decisión fuera del arquitecto.

En 1997, David Bowie estuvo en la mítica capilla del Recoleta, con una guitarra de doce cuerdas y tocó “Allways Crashing The Same Car”, “Can´t Read” y “The Superman”, en un breve show unplugged que ofreció antes de un recital en Ferro.

baiglesias

I am Miguel Cabrerta Journalist and BA IGLESIAS founder`s . Currently living in Buenos Aires, Argentina. My interests range from religious tourism to writing. I am also interested in sports and running.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre
A %d blogueros les gusta esto: