BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia San Cosme y San Damian

Los fundadores, oriundos de Riace al sur de la Cantabria en Italia, fueron familias recién llegadas al barrio. Ellos crearon una asociación cuyo centro de reunión era “La Raicesa”, sociedad de barrio, sobre la calle Páez 2758, en Flores, donde no solamente se reunían por razones sociales y mutuales, sino que además poseían una pequeña reproducción de las imágenes de San Cosme y San Damián, patronos de su pueblo y todos los años se rezaba la novena y se celebraba, como podían, la festividad de sus santos protectores. Su iniciador había sido David Muschera y había continuado su obra Benito Comito.

Eran amantes del teatro, habitualmente en un gran escenario levantado en el patio de Luján de los Patriotas, ponian en escena, un poco a la manera de su pueblo, “La cantata Dei Pastori”, una obra de navidad, en su lengua original.

Monseñor Guillermo Bolatti, fiscal del arzobispado de Buenos Aires, luego Vicario General, los patrocinaba transformó la capilla privada en un oratorio público. En fecha no precisa, previa solicitud, vía Nunciatura Apostólica, se recibieron las reliquias auténticas de los Santos Mártires. Su veneración se realiza durante las fiestas patronales.

El 7 de agosto de 1959, dos días antes de su súbito, fallecimiento, el arzobispo monseñor Fermin Emilio Lafitte dicta el decreto de erección como parroquia del templo. El mismo es pequeño de una sola planta. En la parte superior vitrales sobre aberturas ojivales permite el ingreso de un poco de luz natural. Presenta imágenes, de mediano tamaño, apoyadas sobre pedanas. El altar se encuentra separado de la nave por un arco de las mismas características.

Tanto el templo actual, como el colegio anexo es obra del padre Fernando Erdocia, él con la colaboración de la feligresía levantó el templo y el colegio que comenzó a funcionar en marzo de 1959 con una sala para jardín de infantes y otra para primero superior

La historia de los santos

Los hermanos gemelos San Cosme y San Damián, nacieron en la provincia romana de Arabia Petrea hacia el siglo III, fueron médicos en su tiempo. Fueron ejecutados, a manos de Lisias, gobernador romano de Cilicia, por propagar la fe cristiana entre las más capas humildes de la sociedad. Son considerados junto al evangelista San Lucas como los santos patrones de los galenos, cirujanos, boticarios, de toda la Cristiandad. El arte los representa con la palma del martirio en la mano y con utensilios propios de la medicina, cirugía y farmacia.

 

A %d blogueros les gusta esto: