BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia Madre Admirable

La Parroquia “Madre Admirable” es la nro 167, pertenece al decanato 3 de la Vicaría Centro. La fecha de erección canónica es 15/ago/1984 y comenzó a funcionar el 15/sep/1984.

El templo fue bendecido en agosto de 1938. Había sido construido gracias a Concepción Unzué de Casares. Perteneció a las Hermanas Franciscanas Misioneras de María, y fue entregado al Arzobispado el 18 de agosto de 1982.

El 25 de abril de 1983 fue declarado iglesia. Al erigirse en parroquia asumió el mismo título de Mater Admirabilis pero en castellano

Atentado

El 17 de marzo de 1992, a las 14.47, un atentado con explosivos dirigido contra la Embajada de Israel, situada frente a esta Parroquia, destruyó totalmente dicha sede diplomática. Allí perdieron la vida 29 personas y resultaron heridas más de 200.

Entre las víctimas fatales de la explosión se encuentra el Padre Juan Carlos Brumana, quien se desempeñaba en esta Parroquia. En aquel momento ocupaban este predio el templo parroquial, un Hogar de ancianas y el colegio.

El hogar de ancianas quedó totalmente inutilizable y sólo una parte de su estructura se pudo recuperar luego de varios años: es el edificio que hoy vemos en la esquina de la calle Suipacha y que ahora se utiliza para actividades pastorales de la Parroquia. A raíz de la demolición del sector destruido en el Hogar, se concibió el atrio por donde ahora se ingresa.

El colegio parroquial, ubicado en la parte interior del predio, permaneció cerrado durante un año, hasta que se pudo poner en condiciones nuevamente.

Los vitrales que hoy se ven no son los franceses originales que se destruyeron producto de la explosión. Los que se aprecien en la actualidad datan de 1999 y representan a San Francisco de Asís y a San José, en actitud contemplativa.

El diseño surgió de Juan Bautista Ramírez, un sacerdote de 36 años que vivió la parroquia. Estudiando en Europa, quedó muy impresionado por los vitrales de Marc Chagall, que relacionan lo contemporáneo con lo eterno, en antiguas iglesias de Zurich, en Suiza, o de Metz, en Alemania.

Ramírez imaginó un simbolismo de estilo moderno. Sus bocetos fueron examinados por Anne Mette Johansen, dibujante y pintora profesional graduada en la Academia Nacional de Bellas Artes, y por monseñor José Luis Duhourq, de la Comisión de Arte del Arzobispado de Buenos Aires.

La realización es del artista Fivaller Subirats, hijo de un vitralista, que concretó un paciente trabajo artesanal

A %d blogueros les gusta esto: