Los Armenios y San Blas

Dentro de las versiones sobre el origen del nombre de la parroquia San Blas hay una que recuerda la importante inmigración armenia en el barrio durante el siglo pasado y su intensa devoción por el santo. En las las procesiones hay familias que marchan con la bandera armenia. El barrio tuvo a finales del siglo XX una nueva oleada migratoria. Esta vez de origen paraguayo quienes mantiene viva la llama ya que es es el patrono del vecino país.

Cronológicamente, la primera capilla, de chapas de zinc, fue erigida el 25 de mayo de 1925. Recién en diciembre de 1937 pudo habilitarse el actual templo de “Cristo Obrero y San Blas” en Lafuente 3242.

Superada la triple arcada de acceso, pasamos al nártex. Lo más destacado es su capilla izquierda con otra efigie de San Blas. De la última década del siglo pasado. Se lo suele representar con dos cirios entrecruzados en sus manos por el siguiente motivo que la tradición atribuye al santo: la madre de un niño grave -por tener su garganta atravesada por una espina de pescado- había ofrecido dos velas en la iglesia. San Blas las toma y las pone cruzadas sobre el cuello del pequeño, que queda curado instantáneamente.

Completan el espacio Nuestra Señora de los Dolores y de San Juan Evangelista, a la derecha e izquierda. Estas últimas estatuas, junto con la cruz ubicada en el coro, integraron originariamente un Calvario cuyas efigies fueron posteriormente separadas.

Al ingresar deslumbra el colorido medio relieve del ábside, que presenta a la Sagrada Familia en el taller de Nazaret. Forma parte del templo desde su inauguración en 1937. Se ven a sus costados dos ángeles de 1937 custodios en sendas peanas. Cada uno porta seis lámparas que iluminan el presbiterio. Las mismas se colocaron allí en 2008.

Encima del medio relieve se destaca un crucifijo que se encontraba en la capilla de la CGT con los restos de Eva Perón. Más tarde, retirado del subsuelo de la misma, se lo trajo a la parroquia. Desde entonces, preside desde lo alto las celebraciones litúrgicas.

El altar en sus costados tiene las letras que constituyen uno de los símbolos de Jesús: alfa y omega. En el centro, la representación del Crismón, monograma también griego del nombre Cristo.

Nave Izquierda

Si comenzamos el recorrido por la nave izquierda desde el presbiterio, tenemos delante la talla de Cristo Obrero. Al continuar, nos enfrentamos a la imagen clásica del barroco italiano de San José con el Niño. Debajo, la pila bautismal.

Le sigue San Pantaleón. Superada una puerta que comunica con el colegio parroquial anexo, una placa de bronce recuerda la donación del Dr. Torello al Cardenal Copello, en memoria de su esposa Etelvina Gonzáles Chaves, que permitió la construcción del complejo. La placa data del 4 de diciembre de 1937, fecha de la bendición de lo edificado.

Luego observamos sobre peana la estatua de San Antonio de Padua. Esta talla, existente desde los orígenes del actual templo. Provino como donación de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Pompeya.

Ya casi en el final de la nave observamos la imagen de Santa Teresita en su típica representación con el crucifijo y las rosas del milagro de su muerte. En el ángulo con el nártex nos enfrentamos a un confesionario de época.

Nave Derecha

Encontramos frente al Cristo Obrero de la otra ala el Sagrario. Está realizado en bronce, contiene en su centro una representación de la Última Cena.

Le sigue la estatua de San Miguel Arcángel original de 2012. Es una donación de las Hermanas de San Antonio del Colegio de Nueva Pompeya. Esta imagen fue restaurada antes de su colocación en el templo.

En el medio de la nave se destaca un símil de la gruta de Lourdes con la representación central de la Inmaculada Concepción. Este conjunto fue colocado por la comunidad josefina aproximadamente en 1970, añadiéndosele en 2014 la gruta circundante.

Concluyen las efigies de este sector con la correspondiente al Sagrado Corazón, existente desde el inicio de la parroquia.

En el ángulo final hallamos un confesionario vidriado que se instaló en las últimas décadas.; El vitral contiene los símbolos de la eucaristía: la espiga y el cáliz.

 

baiglesias

I am Miguel Cabrerta Journalist and BA IGLESIAS founder`s . Currently living in Buenos Aires, Argentina. My interests range from religious tourism to writing. I am also interested in sports and running.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: