El templo que resistió el abandono

En 1930 Agustín P. Justo decidió aprobar un proyecto por el que la Municipalidad de Buenos Aires debía estar emplazada en el centro geográfico de la ciudad , es decir Caballito, y para ello se instalaría en el terreno que ocupaba el Colegio de la Santa Unión y su capilla.

Tras muchos años de dilaciones, en 1937 se aprobó la Ley de Expropiación, la cesión de otros terrenos y la indemnización a la Congregación de la Santa Unión de los Sagrados Corazones  y finalmente el 11 de marzo de 1939, Monseñor Anonio Rocca celebró la  última misa. Se desafectó el templo del culto y al día siguiente la Congregación se trasladó a la calle Seguí 921, frente a Plaza Irlanda.

Pasaron años para que esa capilla volviera al culto y se transformara en la Parroquia y Santuario Nuestra Señora de Caacupé.

SEGUI LEYENDO …

baiglesias

I am Miguel Cabrerta Journalist and BA IGLESIAS founder`s . Currently living in Buenos Aires, Argentina. My interests range from religious tourism to writing. I am also interested in sports and running.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: