Exaltación de la Cruz, un recorrido por un templo histórico

La historia del Partido de Exaltación de la Cruz comienza en 1735 cuando Juan de Arregui, Obispo de Buenos Aires, declara vice parroquia al oratorio que Francisco Casco de Mendoza tenía en su estancia ubicada en los llamados “Pagos de la Cañada de la Cruz”. El lugar estaba ubicado en lo que hoy es la Plaza San Martín, en Capilla del Señor, sede administrativa del partido.

Pero antes de eso, en épocas de Juan de Garay, una familia de apellido Barragán, había erigido en la zona otro oratorio dedicado al Señor Crucificado, un cristo encontrado misteriosamente en un arroyo al que denominaron por ese motivo cañada de la Cruz.

El templo que hoy podemos visitar en una escapada de fin de semana en Capilla del Señor lo inauguró en 1866 el gobernador de Buenos Aires, Marino Saavedra, hijo del prócer de Mayo. El viejo oratorio fue prácticamente demolido en la remodelación. Nos queda, para recordarlo lo que escribió el propio Casco de Mendoza en sus memorias:

oratorio exaltacion de la cruz sigli XIX
«Capilla de pared de ladrillo y adobe crudo de 10 tirantes de largo, cubierta de teja con una capilla a un lado de dos tirantes y su sacristía al otro lado de un tirante, con sus suelos enladrillados y un coro alto, púlpito y retablo pequeño de madera que estoy haciendo dorar, y teniendo asimismo cáliz, tres armamentos y toda la demás decencia del altar para celebrar misa. Copón de plata, con su bolsa, crismeras y pila bautismal que estoy por hacer»

La parroquia de Exaltación de la Cruz

Exaltación de la Cruz, un recorrido por un templo histórico
Vista Nave Principal del templo

Quien ve el frontis de la parroquia de San Antonio de Padua, en Capilla del Señor, partido de Exaltación de la Cruz, pareciera ver un retablo. En el primer cuerpo un pórtico central de madera maciza y en los laterales dos hornacinas con imágenes de

En el segundo cuerpo, con una hornacina principal en la central en la torre central con la imagen del Sagrado Corazón de Jesús y dos laterales. Y en el ático la imagen de San Miguel Arcángel. Sobre él el reloj y la torre campanario cilíndrico con copones que remata en un copulin.

En su interior, de nave único resalta el retablo Mayor, rodeado de pilastras doradas a la hoja, que remata en la Cruz Exaltada. Sobre la derecha un bello púlpito construido totalmente en madera labrada. Dos aláteres laterales también son dignos de disfrutar. Uno es el Altar de la Pasión donde se exhibe una reliquia de la Santa Cruz. El otro es el del Sagrado Corazón de Jesús.

El templo también posee una capilla donde se encuentra una antigua talla de vestir de La Dolorosa enmarcada en un fino marco de madera labrada de origen jesuítico.

Las fiestas patronales de Exaltación de la Cruz son cada 14 de Septiembre. El programa de actividades comienza temprano con toque de sirena y bombas de salva. Sigue el izamiento de la bandera en Plaza San Martín con suelta de palomas, solemne Te Deum y procesión con las imágenes del Crucificado y la Dolorosa.

A %d blogueros les gusta esto: