Un Poco de Historia de La Redonda

La Parroquia de la Inmaculada Concepción es conocida popularmente como “La Iglesia redonda” o “La Redonda”, por su forma. Domingo Faustino Sarmiento la comparó con la basílica de San Pedro por su majestuosidad. Aunque, en rigor, se parece al Panteón de Roma, el estupendo monumento edificado en el año 170 después de Cristo por orden del emperador Adriano.

La Municipalidad de Belgrano, que por ese entonces estaba presidida por don Laureano J. Oliver, dispuso, a comienzos de 1864, organizar una Comisión con el fin de que se encargara de los trabajos destinados a la construcción de un nuevo templo para reemplazar la antigua capilla.

interior-la-redondaLa obra fue presupuestada en un millón seiscientos mil pesos de la época. Aprobada la construcción se colocó la piedra fundamental, el 23 de enero de 1865. El acto tuvo lugar a las seis de la tarde, ocasión en que se levantó un acta, la cual fue depositada en un cofre, conjuntamente con las plumas que utilizaron, los firmantes de la misma, y varias medallas de plata que entregó el padrino de la ceremonia, doctor Valentín Alsina.

cupula la redondaLa construcción la comenzó el ingeniero Nicolás Canale. Luego de su fallecimiento en 1876, la continuó su hijo José junto a Juan Antonio Buschiazzo. Por falta de dinero, la edificación resultó lenta. Y para obtener más fondos tuvieron que rematar los terrenos de la barranca donde se levantaba la antigua capilla y el edificio de la misma, con todas sus existencias. En el libro El Barrio de Belgrano su autor, Alberto Córdoba cita un texto de la época para referirse al remate:

“Hoy tiene lugar el interesante remate en el Paseo de la Barranca del edificio y terreno perteneciente a la Iglesia vieja. Recomendamos este terreno a los ricos capitalistas amantes de lo bueno y del progreso, mucho más siendo su producto destinado para la prosecución de nuestro colosal monumento, la Iglesia nueva”.

En el remate (que se realizó en abril de 1875) se recaudaron 290.000 pesos y ese importe fue el empujón final para la obra.

El mismo autor asegura que a un costado del Altar Mayor, sobre el muro, había una placa que recordaba a quienes integraban la:

“Comisión de las obras de este templo. El señor Canónigo Presbítero D. Diego Miller, Cura Vicario D. Benjamín Carranza, el señor Juan Buschiazzo, arquitecto; el señor don Alejandro Caride, el señor Juan B. Corti, el señor Jorge Civit, año 1878”.

Finalmente la Iglesia fue inaugurada ese año, oportunidad en que se realizó una gran ceremonia, asistiendo a ella el Presidente de la República, Nicolás Avellaneda, y sus ministros; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Tejedor y las más altas dignidades de la Iglesia.

Authorbaiglesias

I am Miguel Cabrerta Journalist and BA IGLESIAS founder`s . Currently living in Buenos Aires, Argentina. My interests range from religious tourism to writing. I am also interested in sports and running.

Deja un comentario