La Parroquia Nuestra Señora del Buen Consejo comenzó a funcionar en un cine del barrio de Velez Sarsfield. El arzobispo de Buenos Aires había dispuesto su erección canónica dándosela a los Padres Agustinos del Escorial, que llegaron en misión desde España y estuvieron hasta el 14 de julio de 1940. Te tranascribo un párrafo del Libro de visitas Pastorales, folio I:

Erección de la Parroquia de Nuestra Señora del Buen Consejo: Nos, Doctor Santiago Luis Copello, por la gracia de Dios y de la Santa Sede Apostólica, Arzobispo de la Santísima Trinidad de Buenos Aires: vistos los antecedentes y considerando que puede procederse a la erección de algunas de las parroquias que falta según la división parroquial proyectada y aprobada, de conformidad con los cánones 1423 y 1428 por el Auto del 12 de octubre de 1928, resuélvese; 1º Erigir las siguientes parroquias … Nº 108 Nuestra Señora del Buen Consejo, asignándola, mientras no se resuelve la erección de las otras proyectadas, los límites que a continuación se expresan: (Corro 331) Arroyo Maldonado, Carrasco, Rivadavia y Virgilio …. 4º Establecer que las nuevas parroquias de …. de Ntra. Sra. del Buen Consejo comenzarán a regir el 15 de enero de 1933 …. 5º Publicar este Auto en la Revista Eclesiástica y en el diario “El Pueblo”, para la debida notificación de los señores curas y respectivos feligreses. Dadas en Buenos Aires, el último día del Señor de 1932, Santiago Luis Copello, Arzobispo de Buenos Aires.

El primer párroco fue el padre Félix Sánchez, que había sido predicador del rey Alfonso XIII, acompañado por el padre Eusebio Aramburu, organista y confesor del monarca español.

El cine se adecuó a las necesidades litúrgicas, sin embargo era deseo de los agustinos construir su propio templo. Fue entonces cuando Arámburu, comenzó a organizar festivales para recaudar fondos con el objeto de adquirir un terreno y luego edificarlo. Después de unos años compraron unas tierras pertenecientes, según consta en la escritura fechada en diciembre de 1938, a Romeo Lorenzetti, ubicadas en Cardoso 242, entre Bacacay y Saráchaga.

Como te conté al comienzo, en 1940 los Padres Agustinos tuvieron que regresar a España a pedido de la Orden. El motivo fue la masacre sufrida durante la Guerra Civil Española (más de 200 sacerdotes muertos). Hicieron, entonces, una sesión de derechos del dominio de los terrenos a la Curia Metropolitana.

El Arzobispado, ante esta situación, puso en manos de la Congregación de los Misioneros de la Sagrada Familia la tutela de la parroquia. Esta Congregación habían llegado a la Argentina en 1938 y tenían a su cargo la Parroquia Presentación del Señor de Saavedra. Los padres Jose Feldman y Huberto Schulte fueron nombrados párrocos.

Cuando todo parecía estar solucionado, a tan solo 3 semanas de ese traspaso, llegó la orden de desalojo del cine. Hay quienes dicen que fue por el vencimiento del contrato de alquiler, no tengo información precisa al respecto.

La solución la encontró un feligrés que decidió prestar una vivienda que tenia en desuso en Bacacay 4747. La casa era de tres ambientes y para lograr la amplitud se decidió derribar las paredes divisorias. A pesar de esto sólo entraban 10 bancos y un armonio portátil. Presidiendo el Altar Mayor un cuadro con la imagen de Nuestra Señora del Buen Consejo que hoy recorre las calles para las fiestas patronales. Como sobraban muebles e imágenes se distribuyeron en las casas de las familias que podían tenerlas.

Se volvió a recaudar dinero para la construcción de la nueva iglesia. Concluida la edificación se trasladaron todos los elementos guardados. Algunos vecinos que vivieron ese momento  afirman que fue maravilloso. La feligresía, que había que atesorado las imágenes, los bancos, etc., uno a uno los fue llevando hasta que, el 29 de marzo de 1941, fue inaugurada y bendecido su altar mayor por el mismo Copello.