El centro Católico Cultural y Progreso de Villa Pueyrredon fue el impulsor de la construcción del actual templo de la parroquia Cristo Rey del barrio de Villa Pueyrredon. Ellos lograron que la conocida inmobiliaria Luchetti donara parte de los terrenos donde hoy se alza el templo. El edificio actual comenzó a construirse en 1936. Los planos se deben al arquitecto Carlos Massa, quien lo ideó en estilo neorománico tardio sobre una planta de cuarenta metros de largo por dieciocho de ancho contando con tres naves, altas galerías laterales y una torre a la derecha de la fachada. Fue inaugurado y bendecido el 29 de octubre de 1938, por el Cardenal Santiago Luis Copello. La construcción quedó plasmada casi en su totalidad en 1953. El templo y el altar mayor fueron consagrados recién en 1956.

cristo rey frontisEl frontis posee un rosetón con la rueda de la fortuna (que simboliza la inconstancia e inestabilidad de las cosas humanas). A ambos costados se destacan dos grandes imágenes que representan a San Pedro y San Pablo.

cristo rey coroLa planta interior tiene el traza basical de tres naves. La central tiene tres pisos, la planta baja donde las grandes arcadas comunican con las naves laterales. En el primer piso esta el sector llamado de tribunas y la superior ocupada por los ventanales enmarcados en arcos de medio punto todos con vitrales al igual que los rosetones. los mismos fueron realizados por la firma local Antonio Estruch. Representan algunas escenas evangélicas, aunque la mayoría de los mismos reproducen las imágenes de diversos santos y advocaciones de la Virgen María.  Los capiteles de las columnas del interior tuvieron diferentes monogramas que se han perdido, en algunos casos con el paso del tiempo.

cristo rey imagenEl altar actual fue construido en granito de Sierra Chica y tiene como única ornamentación el Crismón (monograma de Cristo formado por sus iniciales en griego entrelazadas) realizado en hierro. El uso de este símbolo se remonta a la época de Constantino. Y fue consagrado en 1995. Alli reposan las reliquias de los Santos Mártires Máximo, Quirirno, Sotero y Alejandro

cristo rey detalle altarNo puedo terminar el relato sin mencionar al la Madre Nazaria Ignacia March que, desde 1929, junto a las Hermanas de la Cruzada Pontificia, por ella fundada, comienzan a realizar en Villa Pueyrredón, una importante labor catequística y social que estuvo siempre ligada estrechamente a la acción pastoral de la parroquia.

Las Hermanas se instalarían definitivamente en Villa Pueyrredón en 1930. Ese día, la venerable religiosa escribía:

“En la Villa de Pueyrredón se levantará la primer Iglesia de Buenos Aires, dedicada a Cristo Rey y a su lado se funda, en esa gran metrópoli, la Cruzada Pontificia, el cuartel de los soldados de Cristo, como sí el Rey Divino no quisiera estar lejos de su tropa… Ahora nosotras, ayudadas de su gracia, trabajaremos con todos los anhelos de nuestros corazones agradecidos, porque Cristo Rey tenga pronto su Templo, y para que reine como verdadero Rey en todos los corazones de los habitantes de Pueyrredón… y sea ésta la Villa donde más se le ame y se le sirva, como a verdadero Rey…”

La Madre Nazaria tras realizar diversos viajes fundando nuevas casas en Uruguay, Bolivia y España, regresa a Buenos Aires en 1942, con un precario estado de salud. En mayo de 1943 es internada en el Hospital Rivadavia de esta Ciudad donde fallece el 6 de julio de ese año. Sus restos fueron depositados transitoriamente en el panteón de las Madres Esclavas, en el cementerio de la Chacarita. Posteriormente el 9 de junio de 1957 fueron trasladados a Villa Pueyrredón, a la cripta de la casa de las Hermanas Misioneras. Finalmente, el 18 de junio de 1972, fueron llevados, según su propio deseo, a Oruro (Bolivia), lugar de la fundación de la congregación.

Fue beatificada por Juan Pablo II el 27 de septiembre de 1992 y en la actualidad se encuentra en proceso de canonización. Todas las razones expuestas son más que suficientes para explicar la devoción con que honran los fíeles a la “santa del barrio”.