No es posible reseñar los hechos salientes que jalonan el proceso evolutivo de Barracas, sin hacer mención especial de la iglesia parroquial de Santa Lucía. Es uno de los más antiguos santuarios porteños cuyas fiestas patronales se celebran el 13 de diciembre.