Aún persiste el misterio sobre el lugar donde se encuentra enterrado el sacerdote Manuel Alberti, nacido en Buenos Aires en 1763, vocal de la primera junta del primer gobierno patrio de 1810,en los tiempos en que Argentina formaba parte del Virreinato del Río de la Plata. Su historia está relacionada con la antigua iglesia ya que, cuando acontece la Revolución de Mayo, tenía su ministerio allí, y fue único sacerdote en participar de la Primera Junta de gobierno.

Durante las invasiones inglesas, el cura mantenía correspondencia epistolar con el ejército español, por ello fue encarcelado por los británicos y liberado por las tropas que recuperaron la ciudad. . En sus últimos años, el sacerdote vivía en la iglesia. En el cementerio de la Recoleta no hay una tumba del vocal ni tampoco hay datos de que se encuentren en otro lugar. La Recoleta se había inaugurado en 1822, Y Alberti murió en 1811. En función del cadáver de Alberti se desarrollo la teoría de que nunca fue mudado a otro lugar, permanece en el mismo lugar que se lo enterró la primera vez, junto al templo. El mismo sacerdote por un escrito pidió ser sepultado allí.

Nadie sabe por cual motivo al demoler la iglesia no se hizo la mudanza de los restos o al menos no existen datos fehacientes de que se haya hecho.Es muy probable que Manuel Alberti aún permanezcan en su lugar original, si es así, diariamente muchos transeúntes pasan sobre él, porque el radio donde podría está enterrado es en el obelisco y la plaza de la República, uno de los lugares céntricos más transitados de Buenos Aires.

Agradezco a Exploración Urbana y a Wenceslao Wernicke en particular por este aporte.