La parroquia San Francisco Javier, ubicada en el barrio de Palermo,  constituida previamente en viceparroquia (10 de noviembre de 1911), el auto de erección como parroquia porteña de San Francisco Javier, junto con la Nuestra Señora del Rosario y Santa Julia en Caballito fue suscrito con fecha 18 de enero de 1913 por el Arzobispo, Monseñor Mariano Antonio Espinosa. Tenían las tres en común el ser fruto de la Obra de la Conservación de la Fe, tal como se recuerda en el documento.

Francisco nació en 1506, en el castillo de Javier en Navarra, cerca de Pamplona, España. Era el benjamín de la familia. A los dieciocho años fue a estudiar a la Universidad de París, en el colegio de Santa Bárbara, donde en 1528, donde tuvo  de compañero de la pensión a Pedro Favre y  a un estudiante llamado Ignacio de Loyola, ya bastante mayor que sus compañeros.  Llegó a ser uno de los siete primeros seguidores de San Ignacio, fundador de los jesuitas, consagrándose al servicio de Dios en Montmatre, en 1534.

Francisco Javier fue canonizado en 1622, al mismo tiempo que Ignacio de Loyola, Teresa de Avila, Felipe Neri e Isidro el Labrador.

SEGUIR LEYENDO …