En el barrio porteño de Barracas, dicen las solteronas, que el fantasma de Felicitas  aún derrama lágrimas por amor.

Es muy conocida la leyenda que circula en la Ciudad  respecto a Felicitas Guerrero, a la aparición de su triste fantasma, al llanto que continúa derramando. Es cierto que mucho se ha escrito sobre esta historia, pero estar presente en el lugar donde Felicitas estuvo, hace que quien se dedique a escribir, quede atrapado para siempre. La atmósfera que te rodea, estremece.

Pasamos anoche por aquella iglesia y si bien no la vimos, los pañuelos en sus rejas nos devolvieron el amor que a ella le negaron. Hay vidas que nacieron para ser leyendas. Hay leyendas que son historias. Hay historias que se escapan de los libros y de las películas y siguen su peregrinar lento por el tiempo.

SEGUIR LEYENDO …