Es una de las bellezas arquitectónicas del barrio de Villa del Parque, con una fachada en donde se pueden apreciar una mezcla de estilos clásico y romántico. El frente está adornado por 4 columnas corintias y una torre con una cruz de hierro forjado.

En 2012, en el marco de los preparativos para las fiestas por el centenario de la parroquia, se solicitó al arzobispo de Buenos Aires, en aquel entonces el cardenal Jorge Mario Bergoglio, que la parroquia pasara a estar bajo la advocación de Santa Ana y San Joaquín.

No es fácil modificar el nombre de una parroquia tiene que haber una causa pastoral o teológica de fondo. El propio Bergoglio firmó, el 1 de noviembre de ese año, el cambio que debía realizarse a partir del día en que la Iglesia celebrase la memoria de los santos Joaquín y Ana, padres de la Virgen María.

En sus argumentos expuso el pedido de la feligresía ya que, después del Concilio Vaticano II, el calendario litúrgico había unido en la misma fecha a los abuelos de Jesús. La parroquia, entonces, desde el 26 de julio de 2013 lleva ese nombre.

SEGUIR LEYENDO …