Los 13 de junio la Iglesia celebra la fiesta de uno de los santos más conocidos y venerados en el mundo, San Antonio de Padua. A quien, según la tradición, se lo invoca para hallar objetos perdidos. Dice la leyenda que el problema surgió cuando cierto día un novicio huyó del convento con un salterio (libro de coro que solo contiene salmos) que usaba el Santo. San Antonio oró para recuperar su libro y el novicio se vio ante una aparición terrible y amenazante que lo obligó a regresar y devolver lo robado.

Se dice, también, que en una ocasión se le apareció el niño Jesús y lo sostuvo en sus brazos. Muchos fieles acuden a San Antonio para que interceda para hallar un buen esposo o esposa. Es patrono de mujeres estériles, pobres, viajeros, albañiles, panaderos y papeleros.

Las imágenes de este post corresponden a las fiestas patronales que se celebran en la Parroquia y Santuario de Parque Patricios.

SEGUI LEYENDO …