Adolfo Pérez Esquivel elaboró en homenaje a la Iglesia de la Santa Cruz, fuertemente comprometida con la resistencia contra la última dictadura Argentina, el mural que denominó: “Y lo reconocieron al partir el Pan… Pinceladas sobre un pueblo que confiando en la fuerza del amor sigue buscando la Justicia y la Verdad”.

En la obra de aproximadamente 6 metros de largo, el Premio Nobel hizo una recuperación de grandes luchadores por la paz y una resignificación de simbólicas figuras religiosas, nacionales y latinoamericanas desde una óptica popular y participativa. El mural se puede visitar en la Casa de Nazaret situada en Carlos Calvo 3121, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en lo que se denomina “la manzana de la Santa Cruz” SEGUÍ LEYENDO …