El Padre Hermenegildo Fazio dedicó mucho esfuerzo a la restauración del Templo y de sus obras de arte. Gracias a su gestión ante el Cardenal A. Caggiano, que intercedió ante la Santa Sede, el Papa Paulo VI otorgó a la Iglesia de San Antonio de Padua el título de Basílica Menor. Esta distinción es concedida a aquellas Iglesias que sobresalen por sus características arquitectónicas y ornatos. La bula papal por la que se concede la distinción de ser considerada Basílica Menor fue emitida con fecha 7 de Diciembre de 1963. SEGUÍ LEYENDO …

®Miguel Cabrera