Fue construido por Tomás Windmill y se acciona por un péndulo de 2 metros con contrapesos de 10 kilos. La esfera está adherida a una bola de cemento, procedimiento bastante común en la época. Esto ocurrio en 1866 cuando también se colocó la actual reja en lugar del muro de ladrillos.

En 1891 se amplió el templo y a comienzos del siglo veinte se hacen modificaciones que dañan su estilo exterior e interior, pintándose frescos en los techos del templo y agregándose estatuas en su fachada. En 1932 gracias al arquitecto Andrés Millé la iglesia vuelve a su estilo original. SEGUÍ LEYENDO…

©Miguel Cabrera