Los clubes River Plate y Boca Juniors, tienen una parroquia que los une. El 25 de mayo de 1901, se fundo el club La Rosales, en honor a una corveta de la mariana de guerra, según dice la placa que se encuentra en el atrio de la Parroquia San Juan Evangelista del barrio de La Boca..

Otro grupo de jóvenes que practicaban fútbol en el baldío de la barraca de carbón Wilson, quiso hacer del equipo un club, y lo llamó Santa Rosa, esto fue el 30 de agosto de ese mismo año.

En mayo de 1904, La Nación publicó en sus páginas “Club Atlético River Plate con este título ha quedado constituido un nuevo centro sportivo, con los elementos de los clubs ‘Santa Rosa’ y ‘La Rosales’, centro que tomará parte activa este año en casi todos los torneos a realizarse. Esta tarde iniciará sus reuniones con un partido amistoso entre el primero y segundo team del club en el field social que posee en la dársena Sur.”

Decidieron ponerle un nombre inglés que tomaron de unos cajones que había en el puerto de La Boca, y tenían escrito “The River Plate”. Los colores de la camiseta fueron elegidos de la bandera genovesa, que es blanca con una cruz roja en el medio.

El club Boca Juniors También puso su placa en el atrio de la Iglesia San Juan Evangelista, la misma dice que fue fundado el 3 de abril de 1905. Su camiseta era a rayas verticales blancas y negras, muy delgadas. Pero otro club de Almagro, tenía la camiseta igual. Decidieron hacer un partido por la tenencia de los colores y perdió Boca, que debió buscarse otros colores. Los componentes de nuevo club no se ponían de acuerdo. Entonces, uno de ellos, Juan Brichetto, que era el encargado de dar paso a los barcos en el dique de la dársena, propuso: “Mañana por la mañana, el primer barco que pase dará, con su bandera, los colores que buscamos”. Todos aceptaron. El barco fue sueco: bandera azul y amarilla.

El club Boca Juniors nació en un banco de la plaza Solís, de la Boca. Su primera cancha la tuvo en Wilde hasta el año 1916. La cancha de River Plate estaba en Dársena Sud y fue su presidente José Bacigaluppi, auténtico genovés, el que decidió trasladarla al baldío de Nuñez.

Desde los mismos comienzos, los encuentros de Boca y River, constituyeron el “clásico” del fútbol argentino. SEGUÍ LEYENDO…

© Miguel Cabrera