En la Iglesia San Juan Bautista, de Alsina y Piedras, esta llena de secretos y leyendas urbanas, esta es una de ellas.

En una de las naves laterales se encuentra una imagen de tamaño natural tallada en madera que representa la primera caída en el camino del Calvario. Jesús carga sobre su hombro izquierdo una cruz de ébano con incrustaciones de plata en los extremos.

Esta imagen antes de estar allí se encontraba en una casa particular en la calle Potosi (hoy Alsina) cercana a la iglesia. Cuenta la leyenda que una esclava de esa familia a principios del siglo XIX iba a escondidas hasta el altillo a rezar al Cristo.

Un día la mulata dijo en voz alta “¡Ah, Señor!, si yo tuviera posibilidades no estarías tan abandonado”, para su sorpresa y miedo, escuchó una voz que le dijo: “Diles a tus amos que me lleven a la iglesia de San Juan para que allí me den el debido culto”.

Ante el asombro y la consternación la mujer le dijo que eso era imposible porque sus amos se enojarían. Entonces la vos le dijo, “La garantía de tu testimonio será la siguiente: morirás en el término de ocho días”. Obviamente los dueños del inmueble mandaron castigar a la mulata por hereje. Pero la sentencia ocurrió. La mujer falleció repentinamente frente a sus amos el día octavo. Temerosos de cualquier represalia divina condujeron la imagen en procesión al templo donde se haya desde ese tiempo. SEGUÍ LEYENDO…
Miguel Cabrera ­