El lunes 4 de julio de 2016, día exacto de la masacre de los palotinos 40 años atrás, por la mañana se rezó en vigilia desde las 8:00 y por la noche se celebró una misa en la parroquia presidida por el cardenal primado de la Argentina y arzobispo de Buenos Aires Mario Aurelio Poli y concelebrada por más de 40 sacerdotes procedentes de diferentes diócesis del nuestro país. También allí el nuncio apostólico en la Argentina, monseñor Emil Paul Tscherrig, bendijo el cuadro que embelleció el encuentro –ubicado a la derecha del altar, obra de la artista Roxana Salvatori y que fue entronizado días después. SEGUÍ LEYENDO…

© Miguel Cabrera